Ojalá

Decirlo, que la piel es siempre un sueño. Pensarlo al volar entre veranos de tormentas. Aunque se busque no se halla en lo imperfecto fallas, cuando se tiene tierra bajo los pies.

Pies hábiles que arrancan, deshojan sin reproche el velo negro de la vergüenza. Palma que cruza el vado de la espalda, dedos que recorren y despejan la frente.

Frente caliente, perlada de sudor que por momentos se acerca y toca otra frente cuando dos rostros hermosos se besan todos, completos. Y se mimetizan las bocas.

Bocas entreabiertas que se imitan inhalando, exhalando el mismo aire tibio de la noche. Ojos fieros, bien abiertos, sonrisa permanente, distante y próxima, próxima y distante.

Distante la noche de las pérdidas, despedida de los miedos. De regalarse el continuo reencuentro de las vidas pasadas. Haciendo un espejo de caricias por las ramas.

Ramas que se tocan y enredan y friccionan. Luz parpadeante de una lámpara en la esquina, carne que cede a la presión de unas manos, al paso lento de una lengua, de unos labios.

Labios que recorren y toman cuanto pueden, memorizan cada delta, cada valle y cada monte. Bajan del muslo, saltan del hombro al vacío, aterrizan y mueren justo al lado de un lunar.

Lunar singular y tantos otros esparcidos en una y otra piel constelándose, creando cúmulos. Ojalá lo recordemos, el movimiento perpetuo de un planeta solitario que gravita alrededor de dos peces esmeralda.

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • RSS Classic

SAPPHO & CO.

Somos una iniciativa mexicana que fomenta la visibilidad y los derechos LGBT creando espacios físicos y digitales cómodos y seguros, de recreación y encuentro entre mujeres de la comunidad LGBT en México

  • Facebook
  • Instagram